jueves, 30 de octubre de 2014

Poema del día: "Naïf (Del brazo de Zukofsky)", de José Kozer, (Cuba, 1940)

Del brazo de Zukofsky, sirte a los empíreos bailando,
          por la cintura asidos, hembra
          y hombre, el hombre cubierto
          por el taled, la yarmuka, la
          tela de Penélope: bailotear
          entre Teseo, Perseo y
          Antares, Proteo haciendo
          de las suyas, confundirlo
          todo.

Esófago bursátil, calaña, y luego (a modo de ejemplo)
          el Ser, vaca monástica.

No temer el lenguaje de los pájaros, ni las ochenta
          flores, y a modo de oración
          (circular) repetir vellorita,
          rubí del loto en la caléndula.

Rondó (alemana) tres muertos unísonos (huecos)
          cantando, cual desfachatado
          bolero, un canto llano
          (desencajado) tiorba
          (erju) doce cuerdas,
          nueve de orín, y un tres
          (vihuela) de yagua.

Yegua enjaezada, y yo de tricornio a la mujeriega,
          de vencejos cunden nidos
          de vellorita (estos asuntos
          son del aire) la tojosa a
          todo escape en manos del
          tornero, hierática figura
          (famélica) de uno de
          aquellos faraones.

Faramallas, del aire. De la hueca matriz de Dios
          no sale nada, todo sale de
          las hembras (cosas de la
          Creación): triple voz la
          luz se decanta esta
          mañana, tiples los
          narcisos del traspatio,
          voces roncas los tres
          zorzales posados desde
          anoche (¿basalto o
          musgo buscando
          tierra?) en el abeto.

El sueño de la madrugada condescendió en
          entregar sus acertijos
          (los menores y menos
          visibles) las ensortijadas
          tinieblas se traslucen
          esta mañana: tal parece
          hemos salvado (gallardos)
          la figura (ojo ciclópeo
          del rubí) de la Muerte.

A reincidir tocan. El sol un plural. Zukofsky,
          tras la acción inversa
          del tiempo, un Bach
          auténtico de peluca
          y violonchelo, de un
          salto la estirpe de la
          Novia nos convoca
          (le hacemos la higa)
          desamarran la Barca
          (la entrada por el Etna)
          en fila india.

José Kozer en naïf (El sastre de Apollinaire, Madrid, 2013).

Otro poemas de José Kozer y artículos sobre su obra
KendoLinde de tinieblas, Naïf (Del brazo de ZukofskyMamá se asustóSuave, la sombra)
*Artículo de Francisco Cenamor sobre naïf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: