jueves, 20 de junio de 2013

Poema del día: "Pregunta", de May Swenson (Estados Unidos, 1913-1989)

¿Cuerpo mi casa
mi caballo mi perro
qué haré
cuando caigas

Dónde dormiré
Cómo cabalgaré
Qué cazaré

Dónde puedo ir
sin mi cabalgadura
ávida y ágil
Cómo sabré si
en el matorral de enfrente
hay peligro o tesoro
cuando Cuerpo mi buen
e inteligente perro se muera

Cómo llegará a ser
tumbarme en el cielo
sin tejado ni puerta
y viento en vez de ojo

Con nube como muda
cómo me esconderé?

May Swenson, incluido en Siete poetas norteamericanas actuales (Editorial Pamiela, Pamplona, 1991, selecc. y trad. de Rosa Lentini y Susan Schreibman).

Otros poemas de May Swenson
Dadnos pasoUn deseoPráctica nocturnaPregunta

11 comentarios:

  1. Curiosamente en la Red he encontrado esta versión, más inteligible. Cosas del Internet:

    Mi cuerpo es mi hogar,
    mi caballo, mi sabueso,
    que haría, si lo perdiera.

    Dónde dormiría.
    Como montaría.
    Que cazaría.

    A dónde iría
    sin mi montura,
    toda impaciente, vital.
    Como sabría,
    si más adelante en la maleza
    está el pelirgo o la traición.

    Que haré sin mi cuerpo, mi bien,
    con mi perro alegre, muerto.

    Como sería
    yacer en el cielo
    sin techos ni puertas
    sin más ojos que el viento.

    Con una nube para cubririme,
    ¿cómo me enconderé?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios, menuda diferencia, además lo que decís, es incomprensible. Parece que di con una mejor traducción, menos mal, más cuidada al menos.

      Eliminar
    2. yo no soy traductora ni nada, pero comparando una y otra con el texto original esta está bastante mal interpretada

      Eliminar
    3. Si, es probable, la traducción siempre se presta a la interpretación de quien traduce.

      Eliminar
  2. Por otra parte, buscando en diferentes webs para nuestra selección de zUmO dE pOeSíA hemos encontrado esta otra joyita de la misma autora:


    En el amor nos hacemos visibles
    Como en un baño mágico
    nos pelamos
    hasta la afilada médula
    tan largamente escondida

    En el amor alerta
    reconocemos
    el mudo quejido
    del alma
    detrás de los ojos
    Se abre un conducto
    y tímidamente
    salta a la superficie
    con alas abiertas

    Las yemas de los dedos del amor descubren
    más que la suavidad del cuerpo
    Revelan un conducto escondido
    para la transfusión
    de empatías que burlan
    la intrusión de la mente

    En el amor nos liberamos
    En su objetividad, el hueso
    y la carne ya no nos aíslan
    Nos descargamos
    y fluimos yo a tu copa y tú a la mía
    Frágiles, nuestros frascos se perforan
    el mío bebe el tuyo
    el tuyo el mío

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que las traducciones son un problema, pero lo que he leído traducido de esta mujer me ha gustado mucho, me parece honesto, arriesgado y bello.

      Eliminar
  3. prefiero la versión de la web a la que refiere el comentario
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Prefiero la traducción que introduce el Señor Cenamor. Es más comprensible; llega más... Es la versión que ya conocía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que debe ser más poética y menos literal.

      Eliminar
  5. Hola, agradecería el nombre del poema, -la joyita- y el de la traductora o traductor...Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El título es "Un baño mágico", pero desconozco quien puede ser el traductor o traductora.

      Eliminar

Tomo la palabra: