domingo, 29 de mayo de 2011

Poema del día: "El pajarito muerto", de Lêdo Ivo (Brasil, 1924-2012)

La santidad del mundo se me aparece
bajo la forma asustada de una ardilla
que me contempla entre los arbustos.
Debo esta aparición al Dios que me creó
y me hizo notar lo pequeño y lo insólito.
El polvo en el ala de la mariposa
es la lluvia jubilosa.
Me agacho y agarro al pajarito muerto
que ni la nieve supo ocultar.
¿Por qué lo mataste, oh Dios del frío
que, en la noche de Nueva York, une hombre y mujer?
Como la hormiga espero que pase el camión para atravesar
las vías sangradas por la herrumbre.
Igual al minero, amo lo que el tiempo hizo
sin que fuera preciso herir o insultar:
el casco podrido de un navío
o el fulgir de un diamante.
A esa forma de perfección, luminosa y fría,
aspiro a veces cuando, en la banca de un parque,
veo un pajarito muerto
y, hombre, soy la ardilla que las ardillas
miran con sorpresa.
Pido que me libere del rito funerario
al cielo que guarda el granizo y la tormenta.
¿Pero, cómo me oirá ese Dios sordo?
Con sus ojos vacíos, ¿de qué modo
me percibirá? Y las hojas caen, marchitas, y el otoño
es viento y podredumbre.

Lêdo Ivo en Finisterra (1972), incluido en Las islas inacabadas (UAM, Ciudad de México, 1985, trad. de Maricela Terán).

Otros poemas de Lêdo Ivo
Agencia CandelariaAsilo Santa LeopoldinaEl bomberoEl burroEl juego de billarEl pajarito muertoEn una callejuela de CinelandiaJustificación del poetaLa lagartijaLos pobres en la estación de autobusesNuestra Señora de la Corriente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tomo la palabra: