jueves, 12 de mayo de 2011

Lecturas: 'Adversidades, exorcismos', de Henri Michaux (Francia nacido en Bélgica, 1889-1984)

La mayoría de los poemas del libro Adversidades, exorcismos (Ediciones Cátedra, Madrid, 1988, traducción, una vez más, de Jorge Riechmann), de Henri Michaux (Bélgica 1889-1984), están escritos con la estructura que asignamos a la prosa, a caja, diríamos en el argot de la edición. Apenas unos pocos están escritos en verso, al comienzo del libro, y otros mezclan ambas estructuras.
   Muchos de los textos son proféticos, pero en el sentido bíblico, en donde el profeta es el que muestra la realidad, no el que predice el futuro, como vulgarmente se asocia. Eso sí, tanto en la Biblia como en este caso, lo hace de manera simbólica, o sea, poéticamente.
   Por eso no es de extrañar encontrarnos con un magnífico y largo poema apocalíptico titulado ‘La marcha por el túnel’, dividido en 23 cantos, y que el poeta francés no llegó o no quiso terminar. Desde luego, una vez más se demuestra cómo pueden tomarse hechos graves de la sociedad como referencia sin necesidad de caer en el panfleto, poetizando. A mí me parece una muestra estremecedora del impacto moral que supuso la 2ª Guerra Mundial en muchos intelectuales y artistas.
   Profundizando un poco más en la literatura apocalíptica (calificativo tomado del último libro del Evangelio cristiano titulado, lógicamente, 'Apocalipsis'), en los últimos poemas del libro aparecen los monstruos, los de fuera, pero también los de dentro de nosotros mismos.
   Henri Michaux perteneció al movimiento surrealista francés, y eso se nota en estos textos, cargados de imágenes oníricas y de rebeldía frente al poder en cualquiera de sus manifestaciones, incluido el lenguaje formal. El diálogo interior, en el que el inconsciente parece dejarse llevar, es otra de las características destacadas de este libro.

2 comentarios:

  1. Hola Francisco:
    yo he descubierto hace poco a Michaux y estoy de acuerdo con lo que dices. Intentaré leerlo más este verano, el libro que dices no lo he leído y por cierto, me da que debe de estar descatalogado por lo que he buscado en la red (Casa del Libro, La Central...).
    Enhorabuena por tu blog!
    Un abrazo,
    Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Ese es uno de los problemas Carlos, que la mayoría de los libros que voy leyendo ya no se pueden comprar. En ocasiones hay otras ediciones más modernas, aunque diferentes. El siguiente artículo será sobre Michaux también, una antología que publicó Visor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: