jueves, 7 de abril de 2011

Lecturas: Carlos Drummond de Andrade (Brasil, 1902-1987)

La verdad es que pensaba que habría más poemas de Carlos Drummond de Andrade (Brasil, 1902-1987) que me gustarían, después de leer los que tanto me gustaron en la Antología de la poesía brasileña. Desde el Romanticismo a la generación del cuarenta y cinco (Editorial Seix Barral, Barcelona, 1973, trad. de Ángel Crespo), o después de ser citado como autor de referencia, por ejemplo, por el también poeta brasileño Haroldo de Campos.
   Tal vez haya sido la excesiva exhaustividad de la antología que acabo de leer. Inlcuye prácticamente todos sus libros publicados y, claro, apenas uno, dos o tres poemas por libro (en pocos casos más) es poco para hacerse una idea y difícil para llevar a cabo la selección. En cualquier caso, es la decisión que tomó Pablo del Barco cuando tradujo y editó Itabira. Antología (Visor libros, Madrid, 1989). ¿Hubiese sido mejor optar por haber seleccionado unos libros esenciales y de ahí extraer más poemas?
   Drummond de Andrade supuso en su momento una bocanada de aire fresco en la poesía brasileña, con el uso poético que hace del lenguaje coloquial y popular y sus permanentes juegos de palabras. En su primer poemario, Alguna poesía (1930), ya están muchas de las características que dominarán su obra poética completa: su voz particular, un nacionalismo brasileño no exento, en ocasiones, de ironía, repeticiones, lenguaje directo, juegos e ingeniosas relaciones de palabras, vuelta a la niñez, reflexión sobre la actualidad… Y también, y permítaseme la crítica, su uso inconsciente de la rima que, para mi gusto, afea algunos de sus poemas. Se supone que debe entenderse en el contexto de sus juegos de palabras, pero hay ocasiones en que no hay tales juegos y, aún así, la mete, creo, de manera involuntaria.
   En algunos de sus poemarios, los versos toman un ritmo muy vivo hasta parecer casi canciones, como es el caso de José (1942). Y en la mayoría de ellos parece caer siempre algún poema en el que Drummond de Andrade reflexiona en torno al hecho mismo de escribir poesía (véase, como ejemplo, el poema ‘Búsqueda de la poesía’ en nuestro Catálogo de poetas y poemas incluidos en el blog).
   Un proceso visible en esta antología es el cambio de una poesía más alegre y viva, incluso, humorística, hacia otra más triste e, incluso, pesimista. Eso sí, la diversidad de estructuras, formas y ritmos que utilizó a lo largo de su vida poética es enorme. Y sobre la extensión de los poemas, lo mismo, aunque predominan o los muy cortos o los muy largos.

Francisco Cenamor

Poemas de Carlos Drummond de Andrade en este blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tomo la palabra: