lunes, 28 de febrero de 2011

Poema del día: "Antepasados", de Juan Carlos Mestre (España, 1957)

Mis antepasados inventaron la Vía Láctea,
dieron a esa intemperie el nombre de la necesidad,
al hambre le llamaron muralla del hambre,
a la pobreza le pusieron el nombre de todo lo que no es extraño a la pobreza.
Poco es lo que puede hacer un hombre con el pensamiento del hambre,
apenas dibujar un pez en el polvo de los caminos,
apenas atravesar el mar en una cruz de palo.

Mis antepasados cruzaron el mar sobre una cruz de palo,
pero no pidieron audiencia,
así que vagaron por los legajos
como los erizos y los lagartos vagan por los senderos de las aldeas.

Y llegaron a los arenales,
en los arenales la tierra es brillante como escamas de pez,
la vida en los arenales sólo tiene largos días de lluvia y luego largos días de
          viento.

Poco es lo que puede hacer un hombre que solo ha tenido en la vida estas
          cosas,
apenas quedarse dormido recostado en el pensamiento del hambre
mientras oye la conversación de los gorriones en el granero,
apenas sembrar leña de flor en la sábana de los huertos,
andar descalzo sobre la tierra brillante
y no enterrar en ella a sus hijos.

Mis antepasados inventaron la Vía Láctea,
dieron a esa intemperie el nombre de la necesidad,
atravesaron el mar sobre una cruz de palo.
Entonces pusieron nombre al hambre para que el amo del hambre
se llamara dueño de la casa del hambre
y vagaron por los caminos
como los erizos y los lagartos vagan por los senderos de las aldeas.

Poco es lo que puede hacer un hombre con las migas de la piedad,
comer pan mojado los días de lluvia a los que luego seguirán largos días de
          viento
y hablar de la necesidad,
hablar de la necesidad como se habla en las aldeas
de todas las cosas pequeñas que se pueden envolver con cuidado en un
          pañuelo.

Juan Carlos Mestre en Antífona del Otoño en el Valle del Bierzo (1986), incluido en la revista  Alkaid (nº 7, año 2010, Valladolid).

Otros poemas de Juan Carlos Mestre
AntepasadosCavalo mortoCrónica de la Edad MediaLa casa roja

6 comentarios:

  1. Hola, Cenamor. Juraría que leí este poema en LA CASA ROJA. Quizá lo recuperara para esta última obra o puede que contenga alguna variación o sean poemas parecidos. A ver si lo compruebo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Compruébalo, porfa. La referencia que dan en la revista es esta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Está en Antífona... aunque ha sido publicado en alguna otra compilación más por ahí. Me gusta mi paisano-conciudadano Mestre, quizá con demasiada tristeza de fondo, pero con una evocación poética siempre excelente... http://ateopoeta.blogia.com

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la comprobación. Mestre escribe muy bien poesía, sin duda, tal vez sea de lo que más merece la pena en la sosa poesía española actual, que no hace más que repetir esquemas del pasado e ir a lo fácil.

    ResponderEliminar
  5. Hola de nuevo. Estuve comprobando si ANTEPASADOS formaba parte de LA CASA ROJA y, efectivamente, sí. Es el sexto de sus poemas y uno de tantos que tengo marcados. Ocurre que no he leído más de este autor y no sé si el ser incluido de nuevo en un pormario de 2009 se debe a algún tipo de cambio en el estilo o el tono a partir de este momento. Desde luego en las solapas es algo que se anuncia. En cualquier caso es un poeta fantástico, como un Lorca más desenfadado, más alucinado. Alucinante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Pues estará en los dos libros entonces. Ya digo que yo no he leído aún libros completos de Mestre, lo tengo en la lista. solamente he leído poemas sueltos en revistas.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: