jueves, 11 de noviembre de 2010

Entrevistas editoriales: Patricia Medina, de Literalia Editores






¿Desde cuando estáis editando y qué os motivó a comenzar?
Literalia Editores nace a finales de 2001 como una extensión de nuestros talleres de creación literaria que iniciamos en 1986. Nace cuando los frutos ya estaban maduros y nadie quería apostar por quien no conocía. Así que nos convertimos en editores, naturalmente para apoyar a nuestros nuevos escritores. Esa premisa sigue siendo la principal. En nuestro catálogo no hay “nombres”, hay escritores con talento que encontraron una manera de dar testimonio de su paso por el mundo. Pero antes, y sobre todo, estos escritores son lectores de libros y de la realidad que les toca vivir; por lo tanto son lectores críticos. Con el tiempo nos hemos diversificado, tenemos libros traducidos al francés, al inglés, al italiano, y también publicamos a autores de Estados Unidos y Europa. Los de casa son mexicanos de diversos Estados de nuestra República. Tenemos poetas, sobre todo, además de narradores y ensayistas. Cualquier rumbo que tome la palabra creativa para traducir e interpretar mundos, nos interesa.

¿Qué géneros publicáis normalmente?
El 65% de nuestra producción es poesía.

¿Qué criterios tenéis a la hora de seleccionar los libros que publicáis?
El principal es la calidad literaria. ¿Y cuál es el criterio para definirla? Es vario y es único también, y aunque parezca un tanto arbitrario, es el criterio de gente que lleva décadas leyendo y escribiendo, que conoce el entorno y lo que se está generando más allá de las fronteras y los continentes. Ese estar al día de lo que pasa en el mundo literario nos provee herramientas para el análisis de textos que aspiran a la publicación, y en esto no pocas veces es definitorio la visión y gusto personales de los dictaminadores. Hay material muy bien escrito, con calidad, pero quizá su cosmovisión choque con la nuestra.

¿Admitís originales?, ¿cuál es el canal para ponerse en contacto con vosotros?
Por supuesto. Tenemos una hoja de contacto en nuestra página web.

¿Cuáles son los principales problemas que encontráis a la hora de desarrollar vuestra labor editorial?
Una vez que se ha definido la publicación de un libro iniciamos un proceso donde se hacen evidentes los aspectos técnicos y económicos. En la creación de un libro intervienen asuntos distintos. Hay libros cuyo proceso corre sin tropiezos. Hay otros que necesitan más dedicación por su complejidad. Son miles de decisiones las que se toman hasta que el libro queda terminado. Creatividad, pasión, dedicación. Nada se escatima; es como un embarazo que toca fin cuando el libro es dado a luz

¿Y cuáles son las satisfacciones que recibís?
Múltiples. Sabemos que el libro comenzará a caminar con sus propias fuerzas. Pero sobre todo ese libro habrá de dar muchos significados, el primero al autor, que al ver la tinta impresa sobre sus propias palabras sabrá que es un privilegio existir de esa manera a pocos dada. A partir de ese evento su vida comenzará a establecer alianzas con los hombres del mundo, con el aquí y el ahora, y, eventualmente, con la posteridad. El otro significado importante es el lector. Ningún ser humano es el mismo luego de haber leído un libro que escribió alguien cercano o lejano en la época y la geografía… Sabemos que cada libro nos modifica, nos informa, nos hace vernos en espejos, nos amplía el conocimiento y la conciencia de lo que somos y hemos sido sobre la tierra, nos descubre, etc.. Satisfacción mayor no existe para Literalia Editores. Editar es dar vida.

Una breve valoración del mundo editorial actual…
Sabemos los editores independientes que frente a nosotros se alza el gigante de los grandes consorcios, la mayoría de ellos transnacionales, que producen libros como corbatas, que nos prometen vidas perfectas, felices y llenas de riqueza. Nosotros llevamos sobre nuestros hombros la responsabilidad de una cultura que se enriquece gracias a nuestro trabajo. Nuestra aportación, sabemos, no siempre es valorada y retribuida, y por eso mismo es más valiosa. Nuestro trabajo de hormiga rinde grandes frutos en el corto y mediano plazo, pero también el corto y mediano mundo, que ahora se abrevia gracias a la Internet. Somos imprescindibles para que sobreviva la esperanza.

Alguna cosa más que quieras añadir…
Deseamos establecer alianzas con otros editores independientes, intercambiar puntos de vista, textos, amigos. Bienaventuranza para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: