jueves, 28 de octubre de 2010

Poema del día: "Más huida", de Emilio Prados (España, 1899-1962)

             Puerta al jardín

Y de pronto: ¿aún más cielo?
No, la alameda abierta,
y, en el suelo, la sombra
llamándome hacia ella.

Y ¡no he de ir! No voy.
El cuerpo me lo impide,
pues, reclamado, es huésped
de la ausencia en que vive.

Sí, que perdió su forma
por las hojas más altas,
y, hoy, tierno, crece en ellas
hacia las nubes blancas.

Ausencia...
                Luz...
                        Las hojas...
(Todo mi amor, ya es árbol:
cabellera que, al viento
de mi sueño levanto.)

¿Cabellera?... Son tallos
de mi sangre, que huyen.
(Mi pensamiento, es cauda
de esas lejanas cumbres.)

Pero, un temor me duele.
-¿Un temor?...
                        Es lo eterno:
otra flecha, sí, el rayo
de la luz, en mi pecho.

¡La luz! ¡La luz clavada
viva, sobre mi ausencia!...
(Hoy me devuelve en rapto,
todo mi amor, su hoguera.)

Hoguera diminuta,
mas ¡qué profunda espina!
No, ya, jamás del sueño
podré tener salida.

Pero mi corazón
¿no estaba con las hojas?
Aún cuelga entre las ramas
el temblor de su sombra.

Porque la luz, cambiando
el arco de la ausencia,
aunque hiriéndolo, al cuerpo
volvió a dejar en tierra.

Y, en ella estoy.
                        ¿Quién llama?
-La sombra sobre el suelo.
Árboles, esperadme
junto al "umbral del sueño".

Emilio Prados en Jardín cerrado (Ediciones Cátedra, Madrid, 2000).

Otros poemas de Emilio Prados
Ángel desnudoÁrbolesÁrbolesBajo la alamedaCanción de dos rumbosDos canciones del vientoJuego de memoriaLa soledad cautivaLa voz en el jardínMás huidaTemor de abril,  ¿Todo se ha perdido?Torre de señales (VII)Tres canciones de despedida (123), Vuelta de la sombraYa nada busco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: