martes, 24 de agosto de 2010

Poema del día: "Comentarios XLV (homero expósito)", de Juan Gelman (Argentina, 1930-2014)

no como sombra que se escapa
sino sabrosadulcemente/
o como ayeres/como hermosos/
las tortolitas de tu voz

nidándome/niñandomé/
tu rostros hermoso como vos
que cose mundos rotos del
alma/los junta como ríos

del solo mar no oscuro como
pueblo de madres donde hablás
como arrabal obrero que
humana todo lo que es suave

Juan Gelman en Cometarios (1978-1979), incluido en de palabra (Visor libros, Madrid, 1994).

Otros poemas de Juan Gelman
AusenciasCambiosComentarios (XIVXXXXXVIIIXLVLX), ConfianzasÉpocasNieves, Nota (IIIIVIVII)NoticiasReconocimientosSucesosYa caminando

12 comentarios:

  1. A Juan Gelman lo tienen muy algo, pero solo he visto siempre que escribe pendejadas. Si no fuera porque agarró su situación política para surgir y hacerse de un nombre, su poesía quedaría por ahí, como una más de la miríada de poetas del mundo.

    Abrazos,
    Frank.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tres años después desestimo este comentario, quizás no te guste su poética, pero es un gran poeta que lejos esta de escribir como vos decís "pendejadas"... Quizás te haga falta leer un poco más de su poesía te recomiendo los poemas de sidney west

      Eliminar
  2. ...Quiero decir: jamás podríamos situarlo con un Vallejo, Neruda, Huidobro...

    ResponderEliminar
  3. Es más que probable que sea cierto lo que dices. Pero a Neruda le pasó un poco lo mismo, ¿no? Sin la Guerra Civil española y el apoyo posterior de los comunistas nuca hubiese sido nadie.

    ResponderEliminar
  4. "... como arrabal obrero que
    humana todo lo que es suave."

    La historia triste de Gelman lo hermana con el sentir de estos versos.

    ResponderEliminar
  5. Me gustó Gelman cuando lo leí hace años. Pero enseguida me cansé, muy repetitivo.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Poeta Cenamor:

    Tienes mucha razón con Neruda. Además, "Veinte poemas de amor y una Canción Desesperada" lo escribió su madre y el segundo libro posterior ("Crepusculario"); que era muy tímida y murió joven, entonces Neruda se apropio de esos textos y los publicó -ni él esperaba el impacto de estos dos primeros libros de su madre, pero ya era famoso y debía mantener ese status aunque le viniera por su progenitora-: Pablo no tenía el poder mental -o el alma- de componer tales poemas. Vates como Neruda, Collins...y muchos otros eran ladrones como ellos solos: maestros en el plagio y lo hacían con "bisturí" reformando textos antiguos a una expresión moderna, de tal manera que casi ni se notaba.
    El comunismo lanzó las carreras de muchos otros poetas, genuinas garrapatas chupando directo de la vena de la Unión Soviética: Lorca -en menor medida-, Vallejo, Hernández...

    Sin embargo, Neruda se defendió muy bien con sus propios textos, y ya por esto es valiosísimo poeta.

    Abrazos,
    Justo Poe.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, pero Vallejo y Lorca, cuyos textos son poco comunistas (aunque Vallejo se empeñase en suscribir, contra natura, el comunismo), también se defienden solos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Sí poeta, tienes razón, me refiero a sus carreras y, en el caso de Lorca, su destino manifiesto por tomar partido.

    Abrazos,
    Justo Poe.

    ResponderEliminar
  11. Me temo que en todo esto de la República y la Guerra civil hay una confusión que está haciendo mucho daño. Lorca, como la mayoría en su época, no abrazó el comunismo: apoyó la democracia y el progreso social del periodo republicano. Precisamente el comunismo fue la farsa que inventó el fascismo en España para terminar con el próspero período democrático.
    La República Española era una democracia de corte europeo al estilo de otras como la francesa: había grupos radicales como en otros países, pero no dejaba de ser una democracia más, joven y entusiasta, pero democracia.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: