viernes, 30 de julio de 2010

Poema del día: "Bebiendo solo bajo la luna II", de Li Bai (China, 701-762)

Si al cielo no le complaciera el vino,
en el no habría una Estrella del Vino.
Si a la tierra no le gustara el vino,
en ella no habría Fuente del Vino.
Si a cielo y a tierra les agrada el vino,
que a uno le agrade no es vergonzoso.
Dicen que cuando es claro es como el santo,
cuentan que cuando es turbio es como el sabio.
Habiendo bebido de sabio y santo,
¿para qué buscar la inmortalidad?
Con tres vasos uno capta el Gran Curso,
con un jarro, se funde con lo Espontáneo.
Mas si encuentras el sentido del vino,
no trates de transmitírselo al sobrio.

Li Bai, incluido en A punto de partir. 100 poemas de Li Bai (Editorial Pre-Textos, Valencia, 2005, trad. de Anne-Hélène Suárez Girard).

Otros poemas de Li Bai
A punto de partirA Yuan Danqiu, morador de la montañaAnte el vino, Bebiendo solo bajo la luna   (II)Despidiendo a un amigoEmpuño el vaso y pregunto a la lunaEn la puerta oriental de Lu, en barcaEn Shu, escuchando al monje budista Chun tañendo un laúdInscrito al subir la Terraza YangInscrito en el Templo de la CimaPaseando con mis amigos Li y Jia por el lago Dongting, Poema antiguo (IX,)Pregunta y respuesta en la montañaRegresando solo del paseoSentado, solo, en la montaña JingtingUn día de primavera...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: