domingo, 27 de junio de 2010

Poema del día: "La voz en el jardín", de Emilio Prados (España, 1899-1962)

-¿Aún es de luz el día?...

-Y Dios me ha puesto en él para mirarte.
En dónde estás, no sé.
                                   Tal vez no importe,
pues un dolor me dice que te beso.

Emilio Prados en Jardín cerrado (1946) (Ediciones Cátedra, Madrid, 2000).

Otros poemas de Emilio Prados
Ángel desnudoÁrbolesÁrbolesBajo la alamedaCanción de dos rumbosDos canciones del vientoJuego de memoriaLa soledad cautivaLa voz en el jardínMás huidaTemor de abril¿Todo se ha perdido?Torre de señales (VII)Tres canciones de despedida (123), Vuelta de la sombraYa nada busco

4 comentarios:

  1. Muy bueno, el amor y el dolor siempre complementándose como el claroscuro en una pintura.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Con qué poco se puede decir tanto, y tan bellamente.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, Paco.
    Y sin necesidad de huir de las convenciones más clásicas para escribir un poema a la altura de la modernidad de la primera mitad del siglo XX.
    Una joya, que debería estar en calquiera de las antologías y que muestra la miseria ponzoñosa de quienes se aferran a los nombres y delimitan a Prado, Aguirre, Champourcin (cuando la nombran)o Domenchina como los "minor poets" de la Generación del 27.
    Y si moleta miseria, cambio: miopía hipocrítica...
    Un abrazo.
    Pere

    ResponderEliminar
  4. No sé si será por mi tendencia a ir con los perdedores entre los perdedores, pero he leído más a Domenchina, Prado y Ernestina que a Lorca o Alberti. Bueno, a Luis Cernuda también le he leído mucho, aunque creo que también es un perdedor entre perdedores.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: