sábado, 22 de mayo de 2010

Poema del día: "Elogio del tiempo", de MarinaTsvetaieva (Rusia, 1892-1941)

A Vera Arenskaia

¡Camino que huyes como un desterrado!
Algo chirría, y luego se pone en marcha,
sobre las ruedas, a toda prisa.
¡Tiempo! Y yo no llego.

Tú, prisionero de los anales
y de los besos... pero susurrando
en fino hilillo de arena.
Me vas a engañar, Tiempo.

Con el péndulo y las arrugas,
los baches, con novedades
de las Américas... Vaso vacío.
Tiempo, me vas a enredar.

Piensas en traicionarme, Tiempo.
Esposa caprichosa, dispersarás tus prendas:
"-¡tenemos una hora!"
Pero nuestros trenes no marchan
hacia el mismo destino...

Sin embargo, yo nací al margen
del tiempo. En vano
te esfuerzas, oh rey por un instante.
Te voy a eludir, Tiempo.

10 de mayo de 1923

Marina Tsvetaieva, incluido en El canto y la ceniza (Círculo de lectores-Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2005, selec. y trad. de Mónika Zgustova y Olvido García Valdés).

Otros poemas de Marina Tsvetaieva
Elogio del tiempo¡Hágase la luz!...Poema del fin (59), Querría vivir contigo...Tentativa de celos,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: