martes, 20 de octubre de 2009

Poema del día: "Traída a casa de una tortuga", de Robert Lowell (Estados Unidos, 1917-1977)

En la carretera a Bangor, vimos una piedra moteada,
una tortuga pintada petrificada por el miedo.
La recogí. La tortuga había recorrido un largo camino,
un subestudio de 200 milenios sobre los dinosaurios,
para ser, posteriormente, sus supervivientes. Un dios para los que no tienen poder...
A Castine vienen dioses más rápidos, almidonados patrones de yate que ven
el infierno como una ciudad muy semejante a Nueva York.
Estos dioses ofrecen un mal paso y un peor futuro a los hombres
que jamás se molestan en izar un spinnaker;
la cultura sin dinero no tiene ni el valor de sus escupitajos.
La risa en el monte Olimpo era siempre jovial...
Buenas noches, pequeño Muchacho, pequeño Soldado, vive,
juguete para tu amigo, piedra para que tropiece Dios-
Tortuga de papel de lija, que rasca su perola pidiendo agua.

Robert Lowell en Para Lizzie y Harriet, incluido en Antología (Visor Libros, Madrid, 1982, versión de Antonio Resines).

Otros poemas de Robert Lowell y artículos sobre su obra
AfeitándomeArte de lo posibleEl dormitorio de mi padreLa casa de enfrenteLa pareja, México (78), ÓbitoPara Delmore Schwartz (Cambridge, 1946)Por los muertos de la UniónRandall Jarrel IRobert Sheridan LowellTraída a casa de una tortugaUlises y Circe (V. Penélope)
*Artículo de Francisco Cenamor sobre Día a día

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: