martes, 24 de febrero de 2009

Poema del día: "Quien su corazón del pecho arranca de noche...", de Paul Celan (Alemania, nacido en Rumanía, 1920-1970)

Quien su corazón del pecho arranca de noche, ese intenta asir la rosa.
Suya es su hoja y su espina,
a él le pone la luz en el plato,
a él le llena los vasos de aliento,
para ése susurran las sombras del amor.

Quien su corazón del pecho arranca de noche y lo arroja a lo alto:
ése no yerra el blanco,
ése apedrea a la piedra,
a ése le pulsa su sangre el reloj,
a ése su hora le bate el tiempo de la mano:
él puede jugar con bolas más bellas
y hablar de ti y de mí.

Paul Celan en Amapola y memoria (1952), incluido en Obras completas (Editorial Trotta, Madrid, 2002, trad. de José Luis Reina Palazón).

Otros poemas de Paul Celan
AsísCanción de una dama en la sombraDonde hay hieloEn alta marFuga de la muerte,   IlegibilidadLenguaje de bidones-barreraLos años de ti a míOranienstrasse (1), Quien su corazón del pecho arranca de noche...Vestigios acústicos, vestigios visuales

2 comentarios:

Tomo la palabra: