lunes, 22 de diciembre de 2014

Poema del día: "Un instante de la guerra", de Laurie Lee (Gran Bretaña, 1914-1997)

       Es de noche como si se corriera
       un trapo rojo ante la vida

       la carne está sujeta amargamente
       a la desesperante vigilia

       la sangre tartamudea ante el miedo.

¡Alabada sea la seguridad de los gusanos
en las frías migajas del suelo
y loada sea la oculta savia,
las estériles huevas de los peces!

       Las manos se funden lentamente
       al contacto ardiente de las armas

       el cuerpo se funde lastimoso,

       la cara alerta para las heridas,
       el perfume y el beso del dolor final.

¡Envidia a la paz, de las mujeres
que paren y aman como juguetes
en las manos del hombre!

       La boca pronuncia pequeñas blasfemias

       se revuelven las entrañas como nido de ratas

       y quisiera el pie extenderse
       despacio como la hierba.

¡Oh Cristo y María!

       Pero las sombras se te abren como una navaja
       y te marca el latido de tu cerebro

       aislándote

       y tu aliento,

       tu aliento es el detonante, la bala
       y el cielo final.

                                          Frontera española, 1937

Laurie Lee, incluido en Poesía anglo-norteamericana de la Guerra civil española (Junta de Castilla y León, Salamanca, 1986, ed. de Román Álvarez Rodríguez y Ramón López Ortega, trad. de Antonio Rubiales Roldan).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: