miércoles, 9 de noviembre de 2011

Poema del día: "La pecera subterránea 24", de Pilar Fraile Amador (España, 1975)

Pelamos tubérculos radiantes. Retiramos su luminosa cobertura de iridio quemándonos la piel.
Sobre nosotros se mueve la sombra de pájaros enormes que nadan como insectos. Sobre nuestras cabezas y nuestros antebrazos calcinados se mueven los pájaros como un ejército de larvas refulgentes y metálicas.

Pilar Fraile Amador en La pecera subterránea (Amargord Ediciones, Madrid, 2011).

Otros poemas de Pilar Fraile Amador y artículos sobre su obra
Antes de la pregunta el animal doble estaba subido en el borde..., Cieno (I.III.II), Culto (pág. 86),  Juventud I (pág. 35pág. 46), Juventud II (Pág. 49), La pecera subterránea (31324), Que curioso, dice...Se abren los pétalos azules de las amapolas...
*Artículo de Francisco Cenamor sobre Falta
*Artículo de Francisco Cenamor sobre La pecera subterránea
*Artículo de Francisco Cenamor sobre Larva seguido de Cerca

2 comentarios:

  1. Con estos tres versos hay toda la esencia de un haiku en ciernes:

    "Dejar
    sobre el lecho de este cuerpo
    el peso de la sangre."

    Tiene los dos planos (real y simbólico) y el wit o salto de ingenio (el plaf de la rana, Basho).
    Saluda a Pilar Fraile Amador de mi parte, querido Paco.
    Y para ti un abrazo.
    Pere

    ResponderEliminar
  2. Pilar sabe lo que hace, desde luego no escribe al azar, como la mayoría de los poetas jóvenes españoles. Tenemos una buena poeta. La saludaré, aunque como buena poeta, vive un poco alejada de la gloria de la capital.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: