jueves, 6 de enero de 2011

Poema del día: "Catorce mil seiscientas noches", de Masaki Ikei (Japón, 1953)

Desde hace algún tiempo
aunque lo dijeran
de todos modos
ya no me acuerdo
desde hace tiempo
alrededor de catorce mil seiscientos días
estuve ausente de mi casa

Hace poco me di cuenta
desde hace un momento
que llevo unas catorce mil seiscientas noches aquí
voy a un lugar extremo para dormir en el viaje
y ellos, los que están viajando conmigo
sin saber desde cuándo,
se han fijado en mí;
yo, el que miraba desde la ventana unos techos llenos de sol,
como si fueran mi esposa y mis hijos;
ella corta verduras en pedazos
y ellos me dicen hola con sus voces todavía infantiles
un día, yo, que
me fui con lo que tenía puesto
sin cerrar con llave
la puerta de la casa
cuyo techo también llenaba el sol
esperan, como el suelo, la pared
y el ganado sin su amo
aunque no importan ni el suelo
ni la pared
en la casa que he dejado
durante unos catorce mil seiscientos días
hay alguien que espera mi vuelta,
alguien,
que no puedo recordar quién es,
en un día sin viento, ante la luz del sol
en el fondo del corazón,
verdaderamente
es claro,
sonríe,
y va a confesarme algo todavía
ese alguien
va a desaparecer fundiéndose con el sol
pienso que debo regresar de prisa
debo partir de aquí tan pronto como pueda
cuando me revuelco sin mover el cuerpo
aquellos que viajan conmigo sin saber desde cuándo
como si fuera mi esposa que
está cortando verduras en pedazos en silencio
en la pileta de la cocina sin prender la luz todavía
y como si fueran los niños pequeños
hace rato,
me están mirando,
en fila, en silencio

Masaki Ikei, incluido en Revista Arquitrave (nº 46, diciembre de 2009, Cartagena de Indias).

2 comentarios:

  1. Un día yo también salí de mi casa con lo puesto y sin mirar atrás, pero nadie espera mi regreso.
    Bellísimo poema, real, duro, sin sensibileria, que para mí es lo más difícil de lograr.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Imagino que la traducción es un problema, pero desde luego a mí el poema me llega mucho y la construcción interna parece bastante buena.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: