jueves, 9 de diciembre de 2010

Poema del día: "Tiempo mezquino", de Claudio Rodríguez (España, 1934-1999)

Hoy con el viento del Norte
me ha venido aquella historia.
Mal andaban por entonces
mis pies y peor mi boca
en aquella ciudad de hosco
censo, de miseria y de honra.
Entre la vieja costumbre
de rapiña y de lisonja,
de pobre encuesta y de saldo
barato, iba ya muy coja
mi juventud. ¿Por qué lo hice?
Me avergüenzo de mi boca
no por aquellas palabras
sino por aquella boca
que besó. ¿Qué tiempo hace
de ello? ¿Quién me lo reprocha?
Un sabor a almendra amarga
queda, un sabor a carcoma;
sabor a traición, a cuerpo
vendido, a caricia pocha.

Ojalá el tiempo tan sólo
fuera lo que se ama. Se odia
y es tiempo también. Y es canto.
Te odié entonces y hoy me importa
recordarte, verte enfrente
sin que nadie nos socorra
y amarte otra vez, y odiarte
de nuevo. Te beso ahora
y te traiciono ahora sobre
tu cuerpo. ¿Quién no negocia
con lo poco que posee?
Si ayer fue venta, hoy es compra;
mañana, arrepentimiento.
No es la sola hora la aurora.

Claudio Rodríguez, incluido en Desde mis poemas (Ediciones Cátedra, Madrid, 1994).

Otros poemas de Claudio Rodríguez
AdiósAjenoAlto jornalAmanecidaAnte una pared de adobeCieloComo el son de las hojas del álamoEn invierno es mejor un cuento tristeHacia un recuerdoLo que no es sueñoNoche abiertaPinar amanecidoSiempre la claridad viene del cielo...Sin leyesTiempo mezquinoUn bienUn olorUn momentoUn sucesoUna luzYo me pregunto a veces si la noche...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: