martes, 5 de octubre de 2010

Poema del día: "Amanecida", de Claudio Rodríguez (España, 1934-1999)

   Dentro de poco saldrá el sol. El viento,
aún con su fresca suavidad nocturna,
lava y aclara el sueño y da viveza,
incertidumbre a los sentidos. Nubes
de pardo ceniciento, azul turquesa,
por un momento traen quietud, levantan
la vida y engrandecen su pequeña
luz. Luz que pide, tenue y tierna, pero
venturosa, porque ama. Casi a medio
camino entre la noche y la mañana,
cuando todo me acoge, cuando hasta
mi corazón me es muy amigo, ¿cómo
puedo dudar, no bendecir el alba
si aún en mi cuerpo hay juventud y hay
en mis labios amor?

Claudio Rodríguez, incluido en Desde mis poemas (Ediciones Cátedra, Madrid, 1994).

Otros poemas de Claudio Rodríguez
AdiósAjenoAlto jornalAmanecidaAnte una pared de adobeCieloComo el son de las hojas del álamoEn invierno es mejor un cuento tristeHacia un recuerdoLo que no es sueñoNoche abiertaPinar amanecidoSiempre la claridad viene del cielo...Sin leyesTiempo mezquinoUn bienUn olorUn momentoUn sucesoUna luzYo me pregunto a veces si la noche...

4 comentarios:

  1. Precioso poema de Claudio siempre cantándole a la luz del cielo.
    Gracias por traelo.

    ResponderEliminar
  2. Un poeta bastante zen, la verdad. Me impactó mucho cuando lo leí hace años.

    ResponderEliminar
  3. Este poeta nos ayuda a entender las siempre mágicas palabras de la gran María Zambrano: la aurora no es una raya.. ¡Gracias por el poema!

    ResponderEliminar
  4. Tiene, además, una gran frescura en el lenguaje, no es tan "castellano" como otros, jajaja.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: