lunes, 10 de mayo de 2010

Entrevistas Editoriales: Javier Baonza, de Ediciones Evohé

Página web de Ediciones Evohé






¿Desde cuando estáis editando y qué os motivó a comenzar?

En papel llevamos año y medio editando. Muy poco tiempo en realidad. Lo que nos motivó a comenzar fue, precisamente, la dificultad en la que nos vimos inmersos para sacar nuestros proyectos junto con otras editoriales. Nosotros comenzamos en el mundo de Internet y desarrollamos allí nuestra mayor labor, pero sin el papel impreso nos falta una pata de nuestra silla.

¿Qué géneros publicáis normalmente?
Variado. No podría decir ninguno en especial, pues no nos son ajenos ni la novela ni la poesía, el ensayo o el relato. Salvo teatro (que todo se andará), creo que publicamos todo lo demás. Si me preguntaras por temática, ahí sí que te diría que no es tan genérica, pues buscamos, aparte de una literatura más actual y genérica para nuestra línea de Narrativa, libros de tema clásico, mitológico o histórico.

¿Qué criterios tenéis a la hora de seleccionar los libros que publicáis?
Si no sonase pretencioso, te diría que la calidad. Imagino que la realidad es más prosaica; editamos lo que nos suele gustar, salvo compromisos adquiridos con los concursos que promovemos en Internet, tanto en el portal de Hislibris como en el de LaRevelacion.com. Pero…, ¡eso también nos gusta!

¿Admitís originales?, ¿cuál es el canal para ponerse en contacto con vosotros?
Claro. Los autores o los agentes literarios se ponen en contacto con nosotros a través de nuestra dirección de correo (info@edicionesevohe.com).

¿Cuáles son los principales problemas que encontráis a la hora de desarrollar vuestra labor editorial?
Sin duda, la distribución. Generalmente se suele echar balones fuera y culpar a la distribuidora, en un acto humano muy típico, pero la verdad es que no hay un culpable claro. Más bien, es culpa de todos: la editorial, que quizá no publica libros de interés y piensa que lo suyo es maravilloso y se tiene que vender por narices; la distribuidora, que apuesta por la venta fácil y sin mucho esfuerzo, anquilosada y muy cansada ya del mercado, seguramente; el librero, que bastante tiene con sobrevivir y dejar hueco a la gran cantidad de novedades que tiene... El caso es que es algo decididamente difícil si lo tuyo no es vender sino publicar. Bajo un patrón específico, esto que acabo de decir es criticable, porque…, ¿qué demonios hace una editorial, una empresa, si su objetivo primordial no es ganar dinero? Digamos que estamos lejos de ese patrón.

¿Y cuáles son las satisfacciones que recibís?
Supongo que no tiene por qué haber ninguna. La mayoría de satisfacciones que se me ocurren son vanas y suenan a tópico. Aquí, aunque parezca un contrasentido, sí que la satisfacción la veo material: ganar dinero con honestidad e independencia y lograr que los que te rodean sean un poco más felices.

Una breve valoración del mundo editorial actual…
¡Uf!, poco que añadir a lo anteriormente expuesto. Solo señalar que hay dos vías: la industria del libro y el libro per se. Luego el que eliges eres tú.

Alguna cosa más que quieras añadir…
Sí. Agradecerte la oportunidad de la entrevista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: