martes, 24 de noviembre de 2009

Prólogo de Purificación González de la Blanca al poemario de Miguel Ángel Rincón 'Poemas en el equipaje'

Poemas en el equipaje (Editorial Castellarte, Murcia, 2009) es el título de este nuevo poemario que, en versos libres, con alguna excepción ('Primera línea de fuego'), nos regala Miguel Ángel Rincón Peña, con la frescura de lo que brota de modo espontáneo (Me salen los versos a borbotones) a través de su pluma, sin artificios literarios, sin rebuscada ingeniería, con la naturalidad de ese momento cotidiano vivido que ha dejado plasmado en un verso. Ante nosotros un joven poeta que, sin embargo, cuenta ya con una dilatada trayectoria cultural: tres libros publicados, numerosas colaboraciones, en todos los formatos, la dirección de la revista digital El Diván, etc..

¿Cómo calificar su poesía? Acaso dentro del impresionismo poético, como poesía urbana, de lo cotidiano (el equipaje, la carretera -serpiente gris venenosa y letal… donde los coches rugen-, el televisor, el móvil, el ordenador, la teletienda, el centro comercial…), intimista, con versos que funcionan como válvulas de escape ante las distintas situaciones que nos depara el mundo que nos rodea, en el que se mezcla la vida y la muerte, lo bueno y lo malo, imponiéndonos una atmósfera contaminada, que llegaremos incluso a reclamar, como una droga ("Dónde están los gatos y sus peleas. Dónde están los coches y sus humos. Adónde los gorriones y su alegría"). Y en lo cotidiano también la soledad, el amor, el erotismo, la tristeza, la incertidumbre ('Buzón de voz'), el desencanto ante unos políticos que van a su bola, ajenos a los problemas de la gente ('28 de febrero'), la disconformidad, la rebeldía, el desasosiego, el paso del tiempo, la sensación de vacío…

Hay un cierto trasfondo de melancolía y frustración en estos poemas que, sin embargo, abren también puertas de escape para la evasión, como en 'Séptimo Cielo', con La Vie en Rose, que cantara Edith Piaf, como telón de fondo. Aunque el derrotero se incline más hacia Encore une Fois -o incluso el Et Maintenant-, de Gilbert Bécaud.

Pero hay otros registros variados en la chistera del equipaje: desenfado, sorpresa ('¡Te quiero!'), ironía y hasta sarcasmo ('Si yo fuera Rey', 'Tiempos impropios', 'Ya no soy yo'), y un cierto sentimiento cósmico ('En tu cuerpo', 'Noche infinita', 'Qué grande es el mar').

Poesía directa, descarnada incluso, con un trasfondo que va más allá de las palabras y que denuncia el adocenamiento, el consumismo, la bazofia de la televisión, la degeneración de la política. Pero con la paz y el amor como estrella polar de su Utopía: “Y cambiar las balas por besos/ y cambiar las bombas por versos/ y cambiar la muerte por vida”, o “Y no temeré a la muerte porque estarás junto a mí”.

Bienvenidos, por tanto, a estos Poemas en el equipaje, de Miguel Ángel Rincón Peña, que, sin duda, van a contribuir a enriquecer nuestro panorama poético.

Purificación González de la Blanca


Miguel Ángel Rincón Peña nació en Ronda (Málaga) en 1977. Actualmente reside en Prado del Rey (Cádiz). Ha publicado los libros de poemas La Tormenta (2003), Elucubraciones de un superviviente (2006) y Espacios compartidos (2008). Poemas en el equipaje es ya su cuarto libro de poemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: