domingo, 18 de octubre de 2009

Poema del día: "Un canto marinero", de Nazim Hikmet (Turquía, 1902-1963)

El viento
las estrellas
y el agua.
El ensueño de un sueño africano
                       cayó en las olas.
Como un velero centelleante
la noche oscura se sentó
en el palo del barco.
Atravesamos todos
este mundo de estrellas
sin cuento,
sin límites ni fin.
        Las estrellas
        el viento
        y el agua.
       En la cabeza
       un coro marinero
       como el agua, como el viento, como las estrellas,
       canta una canción,
       como las estrellas,
                 como el viento
                     como el agua.
Esta canción dice: "No tenemos miedo.
Ni un solo día bajó a nuestros ojos
como una noche de invierno
la penumbra del miedo."
         Esta canción dice: "Con el fuego de una risa
                                       sabemos encender nuestro pitillo
                                       ante la muerte."
Esta canción dice: "Hemos trazado nuestra ruta
                              con el rechinamiento
                              de los dientes enemigos,
                              y con los aplausos
                                     de los amigos."

Esta canción dice: "Luchad"
Esta canción dice: "Con nuestra hélice
                              arrastraremos al mar hasta un puerto
                              inmensamente claro
                              luminosamente grande
                                sin fronteras..."
Esta canción dice: "Las estrellas
                                  el viento
                                     y el agua..."

Por encima de nosotros un coro... de marineros
canta una canción como las estrellas
               como el viento
                                  como el agua...
                                                       ¡una canción!

(1935)

Nazim Hikmet en 1+1=1, incluido en Antología (Visor Libros, Madrid, 1973, traducción de Soliman Salom).

Otros poemas de Nazim Hikmet
AutobiografíaCanción (I)Cárcel de AnkaraEl nacimientoLa ciudad que enmudeció,   Mecanizarse!Poema sin títuloSegunda carta a Taranta-BabuUn canto marinero

8 comentarios:

  1. Me encanta. Tiene un mensaje realmente bonito. lastima que el conformismo de hoy dia nos arrastre.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, es un poema con una gran belleza.

    ResponderEliminar
  3. te recomiendo ver y escuchar este fragmento de un oratorio compuesto por el gran músico turco Fazil Say, con texto de este poeta .
    http://www.youtube.com/watch?v=aiAWmexF8ZA

    De verdad te recomiendo que lo escuches con atención, tiene una fuerza impresionante. Voy a aprovechar para subirlo a mi blog.

    ResponderEliminar
  4. Curiosa grabación. Pero es un poema de Nazim o un homenaje escrito por otro?

    ResponderEliminar
  5. Lo que más me atrapa en el poema es la fe que mueve la conciencia de no tener miedo ante nada, ante nadie, de no claudicar en el viento, ni en el agua ni en nada que nos pare.
    Muy bello.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Son textos de Nazim Himket. He subido a mi blog otra parte de este oratorio que utiliza una de sus poesías más conocidas, traducida al inglés como I Come and Stand at Every Door, donde habla un niño muerto en Hiroshima. También la he traducido, como buenamente he podido. Te aconsejo que lo escuches, es una pieza maravillosa.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¿Qué cantarán ahora mientras escribo? Ojalá sobre las tristezas de algunas noches y las alegrías de sus mañanas.

    ResponderEliminar
  8. Sí, velpister, es que como no sé inglés no estaba seguro, gracias por poner tus conocimientos al servicio de los lectores y lectoras. Una composición soberbia.

    Eso espero que canten también Mista. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: