miércoles, 17 de marzo de 2010

Entrevistas Editoriales: Adriana Tafoya y Andrés Cardo, de la Editorial Verso Destierro

Página web de la Editorial Verso Destierro

Blog de la Editorial Verso Destierro


¿Desde cuando estáis editando y qué os motivó a comenzar?

Verso Destierro nació en la Ciudad de México en agosto de 2004, en un contexto donde la mayor parte de la poesía que se promovía en el país era exclusiva de poetas reconocidos o extranjera. De ahí surgió la propuesta de “buscar y encontrar” las diversas poéticas asentadas dentro o fuera de una corriente. Decidimos localizar poetas de otras tradiciones, excluidos del marco histórico en la literatura mexicana, como también de autores que en la actualidad están generando una obra no sólo escrita con oficio, sino con hondura intelectual, reflexión crítica y propuesta estética.

Nos definimos como un proyecto autónomo que se sostiene con los mismos recursos que genera; como un espacio creado para difundir a poetas inéditos o del surgimiento, dar al lector una idea del fenómeno ideológico que refleja su poesía y confrontar la postura de diversos artistas pretéritos que han dejado pautas indelebles en el arte. A lo largo de estos años nos hemos convertido en editorial, promotora literaria y revista de recreación poética y de conflicto, diseñada tanto para el lector novel (o potencial) como para el experimentado.

¿Qué criterios tenéis a la hora de seleccionar los libros que publicáis?
Aquí les presentamos los criterios:

1. Los textos deben ser originales, escritos en español, y no haber sido publicados con anterioridad (con algunas excepciones). Se da prioridad a poetas mexicanos. Principalmente a los menos conocidos.
2. El perfil del proyecto es de conflicto, de ahí que favorece las obras que generen polémica en torno a la historia, ética, derechos humanos, filosofía, arte o a la literatura misma.
3. Se reciben textos en los géneros de ensayo, crítica, cuento y poesía para la revista o página web. Y poesía, ensayo, cuento y novela para la editorial.
4. La aprobación depende de por lo menos dos dictaminadores y la editorial se reserva el derecho de adelantar o posponer la publicación de las colaboraciones o libros aceptados.
5. La coordinación editorial se reserva el derecho de hacer la corrección de estilo y cambios editoriales que considere necesarios para mejorar el trabajo.
6. Las colaboraciones deben entregarse en archivo electrónico a través de Internet. No se devuelven originales, en caso de recepción.

¿Cuál es el canal para ponerse en contacto con vosotros?
El contacto, así como directorio, son los siguientes:
Director: Adriano Rémura. Editores: Adriana Tafoya y Andrés Cardo.
57 69 32 51. Móvil (55) 35 61 72 71
versodestierro@gmail.com y poesia@versodestierro.com

¿Cuáles son los principales problemas que encontráis a la hora de desarrollar vuestra labor editorial? ¿Cuál sería su percepción del mundo editorial actual?
Editar se basa en la intensión de que los libros que se producen cumplan su función: llegar al lector. Esto implica que se necesita una estructura que pueda sostenerse con base en los lectores, pero sobretodo que tenga la capacidad de generar públicos: captar la atención de potenciales interesados en libros y así sostener la independencia del proyecto basándose en los amantes de las letras que depositen su confianza y su interés en adquirir más libros, para tener posibilidades de continuar editando de forma sustentable, y no depender sólo de pensiones gubernamentales.

La existencia de cualquier literatura depende de la oralidad, de la palabra que perdura de voz en voz. La verdadera literatura no depende sólo del resultado de un aparato mercadológico, sino del impacto cercano de la obra en los expectantes. Para conseguir esto Verso Destierro generó el proyecto Del porqué no llega un libro de poesía a tus manos que promueve la conciencia de la distribución callejera-itinerante: la necesidad de generar nuevos lectores a partir de la poetización del mundo. El viandante, el comensal, el usuario de trenes puede convivir con la natural forma de escuchar un poema en la calle.

Para nosotros editar en México representa asumir, con toda responsabilidad, que editar no es publicar libros, sino encaminarlos hasta sus máximas consecuencias: agotarlos y cuestionarlos; no que se vuelvan monumentos holográficos o de estantería para sostener obras de autores con la recompensa de la fama, sino crearlos para una consciencia del diálogo y el aprendizaje que conllevan; la crítica y la temporalidad que los sostiene.

Incluye esta consciencia la voluntad de posibilitar un diseño capaz de capturar la mirada del que observa en el escaparate; incitarlo a tomar el libro, asumiendo que ahora es más fácil mirar que leer; escuchar que pensar. Por este motivo, Verso Destierro ha conformado un aparato integral, donde se incluye no sólo la concepción atrayente del libro, sino también su difusión oral a través de lecturas en plazas públicas, una lúdica que involucre a la gente con el libro y el poeta, pero también que la apasione como en cualquier evento deportivo. De este sincretismo conceptual surge el Torneo de Poesía Adversario en el cuadrilátero.

En un país donde existe todavía la superstición de que la poesía es producto de una clarividencia canónica (de un más allá divino), y no una obra de la inteligencia humana; donde se coloca al poeta como un jerarca incuestionable, pero sobre todo inalcanzable (ideas bastante dudosas) no basta con la crítica, sino que también hay que aventurarse con otras propuestas. Para realizar este Torneo de Poesía lo indispensable era crear maneras de potenciar la poesía y el reconocimiento a sus poetas. No todo es criticar un sistema, sino concebir múltiples sistemas-generativos de formas variables en sus fondos y amplias en sus resultados. El enfrentamiento en un espacio abierto a los ojos de todos, de la poesía versus la poesía. Esa es la apuesta: la poesía como un deporte intelectual y su intención es lanzar el poema a todo público ávido de literatura; provocar pasiones, sanas competencias, y sobretodo incitar al receptor a que exija más del poeta, del libro y de la poesía.

¿Y cuáles son las satisfacciones que recibís?
Ser independiente implica tener más libertad en criterios (y no editar los mismos rentables autores), por tanto implica también la responsabilidad de editar lejos de convencionalismos formalistas. Generar el libro como fruto humano, con autores de ideas falibles o aciertos que sobresalen por su belleza en el acto poético. Pensamos que la consolidación de un libro como de la poesía misma está en el enfrentamiento con el mundo, es decir, con la gente.

Los logros principales de Verso Destierro son: promover la poesía a través de libros, plaquettes, separatas, carteles, volantes, lecturas, un torneo de poesía, una revista, un portal web y otros medios. La poesía de poetas nuevos no es de los principales géneros que consuman los lectores en las librerías del país (pues nadie va en busca de poetas desconocidos), por eso la editorial se ha dedicado a la difusión de mano en mano, y hasta la fecha ha publicado más de 60 libros, en seis colecciones, y 10 números de la revista del mismo nombre, y vendido más de 45 mil ejemplares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: