lunes, 15 de febrero de 2010

Entrevistas Editoriales: Pablo Mazo, editor de Salto de página

Editorial Salto de Página

¿Desde cuando estáis editando y qué os motivó a comenzar?
Salto de Página es un proyecto editorial que surgió a principios de 2007 con la vocación de editar narrativa escrita originalmente en castellano, con independencia de su lugar de origen. De esta manera, nuestro propósito era conjugar la apuesta por nuevas voces —vengan de donde vengan— con la difusión para el lector español de autores hispanoamericanos consagrados en sus respectivos países pero que aquí están aún por descubrir.

¿Qué géneros publicáis normalmente?
Nuestra línea editorial se podría caracterizar por una marcada inclinación por lo narrativo. Por supuesto que hoy, en competencia con las narraciones audiovisuales, un relato puede ser un mecanismo terriblemente complejo, fragmentario y hasta centrífugo. Pero en cualquier caso se trata siempre del mismo antiguo placer de inmersión en una historia, y que, creo, sigue siendo la función privilegiada de la novela y el relato. En este sentido, es posible que esa inclinación por la narrativa nos haya llevado a apostar por textos que siempre lindan de alguna manera con géneros de origen más o menos "popular", como la novela negra, el fantástico, el terror o la ciencia ficción. Pienso que este acento en géneros a menudo injustamente valorados también contribuye a subrayar esa identidad.

¿Qué criterios tenéis a la hora de seleccionar los libros que publicáis?
Queremos pensar que la calidad literaria es el primer criterio, incluso un requisito previo. Todos sabemos que se publica mucho, y las editoriales que eligen cuidadosamente su catálogo son las que pueden ofrecer un asidero en esa sobreabundancia de títulos y ganarse así la simpatía del lector. Por supuesto, son éstos los que han de decidir si cumplimos con ese criterio. A partir de ahí, el resto tiene que ver con la línea editorial arriba descrita; con la proximidad de la propuesta a la literatura que nos interesa.

¿Admitís originales?, ¿cuál es el canal para ponerse en contacto con vosotros?
Por supuesto. Sólo hay que consultar nuestra web, allí se especifica cómo y dónde remitir cualquier propuesta.

¿Cuáles son los principales problemas que encontráis a la hora de desarrollar vuestra labor editorial?
Diría que, junto a la saturación del mercado —y en estrecha relación con ella—, tal vez uno de nuestros peores enemigos sea la escasa visibilidad. Con unos recursos modestos, y sin la posibilidad de orquestar grandes campañas promocionales, cualquiera de nuestros proyectos exige un esfuerzo suplementario en materia de prensa y comunicación. Aunque lo cierto es que cada vez son más los críticos y periodistas culturales que muestran un gran interés en el trabajo de las editoriales independientes y nos siguen con atención.

¿Y cuáles son las satisfacciones que recibís?
Apostar por voces nuevas, y que éstas encuentren la complicidad de lectores y libreros.

Una breve valoración del mundo editorial actual…
Para ser breve: creo que la contrapartida de lo que antes mencionaba como problemas —la saturación o la escasa visibilidad— es un escenario diverso y excitante; y es así en gran medida gracias a las editoriales independientes que en los últimos años han venido enriqueciéndolo con su trabajo.

Alguna cosa más que quieras añadir…
Gracias por vuestra atención; nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: