Asambleari@s

martes, 13 de mayo de 2008

Biografía de Francisco Cenamor


A Francisco Cenamor le gusta decir que nació en Leganés en 1965. La comadrona le dijo a su madre que por el ombligo su hijo iba a ser artista, curioso pero cierto. Hijo de padres que poseían un pequeño negocio familiar, despuntó en el colegio hasta que a los 14 años decidió abandonar los estudios y trabajar en el negocio familiar: una carnicería de carne de caballo en el madrileño barrio de Vallekas. 

Ya desde niño se dedicó al teatro y a la escritura: participando año tras año en obras de teatro escolar y aficionado, escribiendo sin parar. Aunque trabajó en carnicerías hasta los 17 años. Después trabajó de mil historias, incluso recogió cartón y chatarra. Su hecho más destacable en esos años, aparte de pertenecer desde muy joven a numerosas asociaciones juveniles y sociales, fue el quedar Cuarta Dama de Honor en las fiestas patronales de Leganés en 1984, noticia que dio la vuelta al mundo y obligó a cambiar las normas de participación en los concursos de misses (leer noticia). También ganó algún premio literario; en su madurez, decidió no concursar. 

Por fin, un día de..., no recuerdo el año, entró a trabajar en la revista de actualidad social y cultural Página abierta, donde depuró su escritura y aprendió a escribir condensando texto. Seis años más tarde entra como auxiliar de biblioteca en la Real Academia Española. En su biblioteca descubre miles de obras en verso y prosa en castellano que devora con avidez. También en esa época entra en contacto con un grupo de poetas por primera vez, entre los que se encuentran algunos jóvenes que, más tarde, darán que hablar en el mundillo: Luis Luna, Óscar Curieses... 

En noviembre de 2004 abandona la RAE para tratar de vivir de la interpretación y otros trabajos (profesor de teatro, aforador, mozo de carga de Zara...). Aparece entonces en capítulos de conocidas series televisivas, anuncios publicitarios y diversas películas españolas (ver su blog http://cenamoractor.blogspot.com.es). 

Actualmente edita el blog literario Asamblea de palabras. Participa en los Encuentros Literarios en IES de la Dirección General del Libro dentro del Plan de Fomento de la Lectura. Imparte clases de teatro en el Estudio de Danza Patricia Doménech de Leganés y en diversos colegios e institutos del Sur de Madrid. También dirige grupos de teatro aficionados. 



Sus libros publicados son: 



Amando nubes. Talasa Ediciones, Madrid, 1999. 
Ángeles sin cielo. Ediciones Vitruvio, Madrid, 2003. 
Asamblea de palabras. Ediciones Vitruvio, Madrid, 2007. 
Casa de aire. Ediciones Amargord, Madrid, 2009. 


Nada somos. Editorial Luces de gálibo, Málaga, 2011.

Podéis poneros en contacto con él en su correo electrónico: francisco.cenamor@gmail.com 



30 comentarios:

  1. ¿Pero tú, en algún momento fuíste así? y si es así, ¿dónde esta esa mirada, quién te la robo? Cristina D.

    ResponderEliminar
  2. Pos claro que era así, tenía el pelo superliso hasta que empecé a rapármelo y cuando me lo dejé crecer de nuevo, veinte años después, resulta que se había rizado.
    Y la mirada es una mirada de niño, ha pasado el tiempo, jajaja.

    ResponderEliminar
  3. desde el meson sancho de manzanares, saluditos para el cena. haber si vienes pronto

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, habría que pasarse por allí otra vez, pues la verdad es que me tratasteis de maravilla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. De vendedor de carne de caballo a poeta es uno de los curriculos más interesantes que he conocido, Cenamor.
    T amigo Marco T.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, uno no elige su vida hasta que se empieza a dar cuenta de ella. Y para demasiada gente, entonces, ya es demasiado tarde para cambiar.
    Yo me he instalado en el cambio, que como dice un grupo de rocko que me gusta mucho "Lagartija Nick", es lo único permanente.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que el niño de la foto en su vida recogió ningún cartón ni ninguna caja de la calle. Y cómo lo creo lo digo, lo que ocurre es que lo digo porque me fastidian las fabulaciones, no por otra cosa. ( una que pasaba por aquí )

    ResponderEliminar
  8. Pues me temo que te equivocas. Conozco mi vida a la perfección porque la he vivido. Y he recogido cartones y chatarra. Y mi abuelo, que también lo hacía, me dejaba su carro para que lo llevase a vender.

    ResponderEliminar
  9. Ah, bueno, pero eso de que "uno no elige su vida hasta que se da cuenta de ella. Y para demasiada gente, entonces, ya es demasiado tarde para cambiar" me ha llegado al colodrillo, porque es mi caso, ya ve Vd. en algo nos parecemos, D. Francisco, en algo. ( llámeme isabel )

    ResponderEliminar
  10. Pero vamos, Isabel, que nunca pasé necesidades, lo hacía para ganarme la vida mientras vivía con mis padres, aunque abandoné el hogar familiar muy pronto.

    Y sobre elegir, yo empecé a elegir desde muy joven.

    ResponderEliminar
  11. Que bien, cuanto me alegro de su elección, le ha salido tan bien que debería patentarla. Lo que hay que leer. ( llámame tonta y pomme el dedo en la boca )

    ResponderEliminar
  12. Pues sí, me ha salido bien, pero es porque me conformo con poco. Seguramente otros creen que tiré por la borda una vida estable y opulenta.
    ¡Qué le vamos a hacer! No se puede tener todo.

    ResponderEliminar
  13. Solo quería enviar un saludo, y dar ánimo.
    www.micaso.es

    ResponderEliminar
  14. Pues saludado quedo, y con tu dirección me quedo también, para más adelante.

    ResponderEliminar
  15. VENTE PA MANZANARES QUE ESTA EL FORO MU DECAIDO.SALUDOS PAL CENA LALO.

    ResponderEliminar
  16. Pues sí, la verdad, Manzanares, Membrilla..., el futuro de la economía española, y de la cultura.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Nunca es tarde! O al menos eso me digo yo xa no desanimarme. Todos tenemos un pasado. Yo trabajé de churrera ajjajajaa. Salu2

    ResponderEliminar
  18. Pues no, sabiendo que hay que aprender a hacer cosas nuevas y aprender bien, nunca es tarde.

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. francisco
    un agrado el conocerle

    al menos por foto
    me había saltado estos post
    en fín la vida tiene tantas ramas como árboles sembrados
    y si se entrelazan algunas
    esas sirven para los pájaros
    sus nidos hagan allí
    para alegrarnos el paso.

    y si la vida nos ha tocado dura
    la experiencia adquirida
    es sabiduría sin dudarlo:-)

    un abracito de paz
    le he visto en literatura en priego recientemente

    desde el fin del mundo
    elisa

    ResponderEliminar
  21. Francisco, hemos consultado tu blog porque nos habían invitado a la presentación de tu libro "Casa de Aire" en Granada, y nos hemos reído mucho. Por tu apellido no debe afectarte mucho la crisis, ya que cenas todas las noches amor. Un saludo desde Guadix.

    Carmen y Dora Hernández Montalbán

    ResponderEliminar
  22. Jajaja, sí, me dije "¿por qué no hacer que mi presentación sea tan divertida como mi vida?", jajajaja, además con un apellido tan peculiar, ¿verdad?

    Os veré en Granada? Como siga así el tiempo...

    Un saludo a las dos.

    ResponderEliminar
  23. Francisco, finalmete no nos será posible ir a verte. Pero sería un placer conocerte, no hay duda. Ya nos contarás como te ha ido. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Una pena Carmen. Ha sido una presentación fantástica, emotiva, sobre todo ha tenido mucha repercusión en los medios de comunicación locales.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Me alegra mucho Francisco,leí un poema tuyo de tu blog, ese que está entre la poesía erótica y me encanta. Te envío el enlace de nuestro blog:

    http://carmenydorahernandez.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  26. Gracias Carmen, me quedo con la dirección de tu blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Un gran placer recorrer esta tu casa.

    Gracias.

    Saludosssssssss

    ResponderEliminar
  28. Ya ves, aquí ando, dando vueltas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Hola solo queria dejar constancia de que eres un profesor estupendo y que me lo pase muy bien dando clases con tigo
    Rocio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada Rocío, en cuanto puedas ya sabes, pacá otra vez. Un abrazo.

      Eliminar

Tomo la palabra: